viernes, 28 de mayo de 2010

DINAMICOS Y EMPRENDEDORES



Pues finaliza una semana mas, en la que el ritmo de los entrenamientos ha sido bueno, con el aliciente de haber disfrutado de un día festivo en medio de la misma, concretamente el martes lo cual me ha permitido que la salida de ese día la hiciera a través de una campiña cercana al mar, absolutamente esplendorosa en esta primavera que, al menos por aquí está resultando un poco revuelta, con días absolutamente veraniegos y otros en los que la lluvia cae con fuerza, reforzándose de esta forma el verdor intenso del paisaje.
El ritmo de las salidas creo que sigue siendo bueno, rondando los diez kilómetros en cada una de ellas, alternando un día entreno y con otro de descanso, con una media temporal comprendida entre los cuarenta y cinco y cincuenta minutos. Mucha cuesta, circunstancia ésta generada por la singular característica orográfica de mi ciudad, un autentico rompepiernas y ya introduciendo ocasionalmente, unos intentos de Fartlek. En el horizonte, hay una propuesta para intentar correr la Maraton de Berlin, pero ya veremos como se da el verano y como llegamos al mes de septiembre. En defintiva todo dependerá de la dinámica de los entrenamientos y de las posibilidades de emprender ese reto.
En eso pensaba el otro día mientras efectuaba los ejercicios de estiramiento tras el entreno. Y ese pensamiento acudía a mi tras haber leído en una publicación local, una mediocre entrevista a un joven personaje local al que entre otras virtudes, al margen de su juventud, se proclamaba las derivadas de su "dinamismo emprendedor".
Como conozco relativamente al personaje, dicha expresión me hizo reflexionar. Se trata de un individuo al que si algo hay que reconocerle, eso es cierto, es su capacidad para iniciar o proponer proyectos. Pero junto a ello y esa es la otra cara de su moneda, hay que resaltar la evidencia de su falta de remate en ese cúmulo de proyectos que inicia, al menos en su faceta con proyección pública, faceta pública que es la única a la que me estoy refiriendo y proyectos que envuelve en un bonito celofán de lugares comunes y discursos reiterativos.
Es evidente, que cualquiera de nosotros puede, en un momento determinado de su vida, adoptar una serie de decisiones, bien personales, bien profesionales que signifiquen un cambio en lo hasta el momento realizado, intentando mejorar su status personal o profesional. Pero para mi lo importante, es rematar esos proyectos en los que en muchas ocasiones, mas que la idea que puede ser mas o menos genial o brillante lo realmente importante es la constancia en el desarrollo del proyecto, su diseño, la formación de equipos capacitados y el estudio de los elementos necesarios para desarrollar esos proyectos
En definitiva, paciencia, constancia y remate. No vale solo con proponer algo más o menos ingenioso. Hay que ejecutarlo. Al igual que en las carreras de fondo, no solo basta con la salida explosiva, que siempre, siempre terminas pagando. Lo fundamental es la constancia, la fuerza de voluntad, el ritmo, la dosificación del esfuerzo, todo ello con el objetivo de alcanzar la meta.
Esos son, al menos desde mi criterio, los elementos que se pueden extrapolar a todos los ordenes de la vida y que cualquier corredor de fondo, entre los que humildemente me incluyo, extraemos de nuestras cotidiana soledades.

1 comentario:

Commedia dijo...

Está claro que, cuando te decidas, llegarás hasta el final, estoy seguro.