jueves, 19 de febrero de 2009

JUEVES

Pues sin darnos cuenta, la semana ya va más que mediada y en el horizonte se apunta el fin de semana, aún cuando todavía nos queda mañana viernes para terminar de rematarla. En lo que hace a las salidas, sigo cumpliendo el programa de entrenamiento previsto y en su consecuencia, he realizado una salida el lunes y otra el martes, descansando el miércoles y hoy nuevamente me tocará salir.
La sensaciones siguen siendo muy buenas. Poco a poco se van comenzando a notar los frutos de un entrenamiento bastante racional, con lo que los ritmos que de forma general voy imprimiendo creo que comienzan a ser bastante buenos, máxime teniendo en cuenta que todavía no hace seis meses que retomé nuevamente la sana costumbre de correr. Además, en estos días, estoy corriendo en lo que para mí considero unas condiciones óptimas, solamente frió y ninguna otra inclemencia meteorológica.
El anticiclón se ha instalado en la península y creo que durante los próximos días vamos a disfrutar de su presencia. Al menos, en lo que hace a mis entrenamientos ello resulta bueno.
En cuanto al resto, como diría una amigo mio ahí vamos. Estoy tratando de pasar lo mejor posible éste jueves, día que normalmente se me hace eterno.
Hace tiempo leí en una revista, que el día de la semana en el que peor rendíamos las personas era, sorprendentemente el Jueves.
La verdad es que se trataba de un estudio elaborado por algún gurú de la economía de mercado, hoy evidentemente muy desacreditados, con lo que su nivel de fiabilidad, me parece que no debería de ser muy tenido en cuenta.
Pero en todo caso, no dejó de sorprenderme esa afirmación. Siempre pensé que, o bien los lunes o bien los viernes, constituían los días de menor rendimiento y ello por su propia ubicación en el calendario semanal. El primero por cuanto que constituye el frontispicio de la actividad a desarrollar y al menos en mi caso supone el momento en el que he de organizar la agenda y tratar de estructurar las obligaciones y actividades de la semana y el otro por que normalmente también en mi caso, suelo llegar a él con las reservas bastante fustigadas, vamos casi en la reserva del depósito.
Pues no, esas sensaciones no son exactas según estos pretendidos expertos. El día con menor rendimiento es el jueves. Y ¿Por que?. Pues según parece, el viernes como último día de trabajo, nos afanamos en dejar despachadas y resueltas las mayoría de las actividades , muchas de ellas previstas y no resueltas durante el resto de la semana, por la causa o razón que fuere, con lo que sube nuestro estrés y en la misma línea al parecer nuestro rendimiento. Vamos ,que cumplimos con el refrán "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy". Sin embargo el Jueves, parece ser que comenzamos a sentir el cansancio acumulado, pero como todavía aún nos queda un ultimo día de trabajo, nuestro cerebro de forma indefectible, suaviza el ritmo de actividad y en su consecuencia se reduce el nivel de nuestra productividad. Aún tenemos margen y entonces hacemos lo contrario del refrán, es decir no hacemos hoy lo que podemos dejar para mañana.
En fin, todo esto parece un poco complicado. Al final cada cual tiene y se marca su propio ritmo de trabajo, y al final, a veces no se sabe como, siempre solemos alcanzar los objetivos pretendidos.
Por ello, mirando la mi mesa despacho y la agenda, creo que hay algunas cosas que terminaré mañana.



Lunes : 8,790 Km 45 minutos
Martes: 7,450 Km 30 minutos

3 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Yo voy a cumplir con el pronóstico del gurú pues hoy jueves hemos tenido fiesta, una celebración tradicional denominada Jueves Lardero.

Hay que aprovechar este anticiclón para entrenar antes de que venga la borrasca.

Saludos.

Commedia dijo...

Me ha sorprendido lo del estudio. Supongo que estaremos a la espera del viernes, ese día en que ves todo de otro color, y esa espera se hace insufrible.

Oye, menudos ritmos le metes. ¿Te has estrenado ya en alguna carrera?

betren dijo...

COMMEDIA :Todavia no. Espero a junio, a ver si puedo salir en alguna carrera de 10.000.

Saludos.