miércoles, 22 de abril de 2009

AUMENTANDO LA CARGA



Los días transcurridos desde mi ultimo post, puede decirse que, sin ningún género de dudas han supuesto la entrada en una nueva etapa de mi evolución como humilde corredor aficionado.
Efectivamente, según el plan de entrenamiento, comienzo una época en la que los días de entrenamiento se van alternando con los de descanso. Así de ésta forma y durante el próximo mes y medio, al menos, el plan es entrenar un día y el siguiente descansar y así sucesivamente. Al margen de ésto, también aumenta la distancia a recorrer cada día de entrenamiento. Según el plan, mínimo deberían de ser doce kilómetros, pero en función de los dos circuitos que he diseñado me salen una distancia diaria de unos catorce .
Creo que es evidente que lo que pretende mi plan, es el que incremente la carga tanto de kilómetros como de tiempo. En definitiva subir un nuevo escalón en la capacidad de resistencia y sufrimiento frente a ese claro incremento en las distancias recorridas por semana.
Así las cosas, el miércoles pasado me toco inaugurar esta etapa. La tarde fresca pero no fría, hizo que el entrenamiento fuera agradable y terminase con buenas sensaciones., como ya dije en el anterior post. Jueves descanso y viernes nueva salida. Sorprendido en su inicio por un intenso aguacero éste me obligó a parar el entrenamiento y refugiarme a cubierto durante unos diez minutos, hasta que las nubes se despejaron. A partir de ahí, el resto del entrenamiento fue muy cómodo, pues tras la lluvia, el ambiente permitía claramente disfrutar de la salida, sobre todo cuando la ruta discurría por las inmediaciones del parque de invierno. En cualquier caso, las oscuras nubes tormentosas se encontraban amenazadoramente visibles a lo largo del recorrido, aún cuando finalmente no volvió a llover, pudiendo terminar la salida sin ninguna incidencia.
Sábado descanso y el Domingo a las once de la mañana, con un día absolutamente espectacular efectué la salida. Esta vez, no la hice por el circuito habitual, sino que el trayecto me iba a llevar hasta una localidad distante quince kilómetros de mi domicilio. El inicio fue muy agradable, pues la brisa fresca aliviaba la marcha. Poca gente por las calles, y algún que otro corredor con el que puntualmente nos cruzábamos.
Tengo que señalar que, este recorrido, se caracteriza por grandes rectas sin la más mínima sombra y por ser una autentico rompepiernas, pues va alternando suaves bajadas con suaves pero muy continuadas subidas. Obviamente, a medida que iba transcurriendo la salida, el calor fue apretando. El sol calentaba de lleno y caía a plano en las rectas, las cuales se hacían absolutamente eternas, inacabables y mi nivel de sudoración fuera muy patente. La conjunción de ambos factores hicieron que, poco a poco, paso a paso fuera sintiendo una importante sensación de agobio a la que ayudó de forma notable y en los últimos kilómetros en una intensa sed. Al final, alcancé el destino y al comprobar el reloj, pese a mis sensaciones, estas resultaron ser engañosas pues el tiempo empleado estaba en la línea que previamente había calculado, para la distancia, lo cual viene a demostrar que muchas veces nuestro cuerpo tiene mucha mas resistencia que nuestra mente.
Ni que decir tiene, que tras estirar, y con absoluta avidez, lo que hice fue recuperar líquidos.
El lunes descanso y ayer nuevamente salida por mi circuito urbano habitual.
Lo mejor de estos días, ha sido comprobar que voy alcanzando una buena capacidad de recuperación. Supongo que ello será consecuencia del fondo hasta ahora acumulado. y de ir mejorando poco a poco mi estado de forma.
Ahora, lejos de estar dolorido y con agujetas, sensaciones que solía experimentar cuando anteriormente procedía a una nueva fase de entrenamientos, siento el lógico cansancio , que se elimina tras un buen sueño.
Por otro lado la báscula me dio otra alegría; 81,100 Kg. con lo que la pérdida de peso desde septiembre del año pasado es de unos seis kilos apróximadamente, lo cual creo que está muy bien.
Creo que todo ello me confirmar que voy por el buen camino y que me esta resultando absolutamente trascendental , por un lado la paciencia y por el otro el contar y seguir con un plan de entrenamiento racional, y sobre todo enfocado a obtener resultados a medio y largo plazo.
Todo ello me motiva e ilusiona. Y sobre todo me justifica y me sirve de recompensa el sacrificio de ir poco a poco, aumentando la carga.



Viernes : 14,200 1 h y 15 minutos
Domingo : 14,800 1h y 15 minutos
Martes : 14,200 1 h y 15 minutos

2 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Ir aumentando cargas y además perder el peso van a ser dos factores determinantes para una gran mejoría. Lo auguro.

SAUVIGNONA dijo...

amm bueno me alegro de todos tus progresos y que el fruto de salir a correr siempre es perder un poco de peso y fortalecer musculos..pero una cosa quiero preguntarte: en cuanto a la alimentacion estas comiendo con los nutrientes necesarios en realcion al desgaste? algunas vitamina quizas.....??? te me cuidas eh? nada de andar comiendo comida chatarra..muchas frutas...jugos naturales si es posible...mira que ahora se viene el verano por alli..y es mas facil ....
besines amigo y sigue adelante!!!
y gracias por estar alli del otro lado!
adios!
:o) sau