sábado, 14 de agosto de 2010

SEGUIRE IGUAL

El pasado día seis fue mi cumpleaños. He cumplido mi primer medio siglo de vida. Casi nada. La celebración la postpuse hasta el día siguiente pues, ese día estábamos realizando el viaje de vuelta desde Tenerife y de una sola tirada queríamos volver a Oviedo, así que saliendo a las ocho de la tarde, hora peninsular no llegamos a casa hasta las cinco de la mañana, combinando en el viaje el tramo aéreo y la carretera desde Madrid hasta Oviedo.
Así que lo celebramos al día siguiente, en familia, nosotros tres, abriendo una botella de Marqués del Puerto gran reserva de 1.995.
Me siento bien. No me he deprimido y el inicio de una nueva decada, en un momento en el que personal y físicamente me encuentro mejor que nunca supone un nuevo acicate, siendo consciente de que las cosas van a ir pasando a su ritmo y con su tempo.
Desde ese día, me he planteado el hecho de cambiar el título de éste blog.
Hace casi dos años, cuando me comprometí con esta aventura, acababa de cumplir los cuarenta y ocho años y me pareció un buen título. Aún no había cumplido la cincuentena y ese "casi" que figura en el título resumía a mi modo de ver mi situación personal y mis aspiraciones en aquél momento.
Hoy, creo que afortunadamente para mi esas aspiraciones siguen siendo las mismas. Después de pensarlo y darle varias vueltas al asunto al final he decidido no cambiarlo. Ya tengo los cincuenta, si pero por poco y aunque desde el punto de vista gramatical e incluso literariamente podría calificarse como incorrecto, creo que ese titulo y sobre todo ese "casi " aún cuando ya estén superados esos cincuenta años, son los perfectos para este intento personal. Son una seña de identidad y además una demostración de mi intención de seguir manteniendo el mismo espíritu del blog que no es otro que el tratar de mantenerme con expectativas e ilusiones.
Es ese mismo espíritu y estado de ánimo que surge cuando estas "casi" a punto de alcanzar algún objetivo, finalizar una carrera, entreno y proyecto, y es ese "casi" el que te motiva a continuar hasta alcanzarlo, finalmente.
Esa es mi intención. El seguir motivado al máximo como cuando estoy a punto de llegar al final de un entreno, sea exigente o no. Ese es la gasolina que sigue alimentando mi motor. Por eso, sigo corriendo casi a los cincuenta.
PD.- Sigo incrementando muy suavemente el ritmo de las salidas veraniegas. Ir recuperando tono y fondo físico, con un plan de tres días seguidos de salidas mañaneras y uno de descanso. En las salidas invierto entre cuarenta y cuarenta y cinco minutos, recorriendo unos siete kilómetros apróximadamente. La semana que viene incrementare un poco la distancia,

2 comentarios:

Tortuga dijo...

Pues muchas felicidades y que casi a los sesenta sigamos igual de bien y disfrutando de correr.

Commedia dijo...

Oye, de esta tendrás que cambiarle el título al blog ¿¡eh!?

¡Felicidades!