viernes, 19 de noviembre de 2010

EN BLANCO


La semana ha pasado en blanco. Sin un kilómetro que contabilizar, pero no hay mal que por bien no venga. La recuperación del amago de gripe ha ido un poco mas lenta de lo deseado y me ha impedido entrenar esta semana. Ya me encuentro prácticamente recuperado, pero además, estos días de reposo han servido también para que las molestias que venía padeciendo en mi rodilla derecha, gracias a los antiinflamatorios y al descanso, hallan desaparecido totalmente.
La verdad es que esas molestias de la rodilla me venían preocupando un poco. Si bien no eran invalidantes para la carrera, lo cierto y verdad es que eran bastante molestas e incomodas. Así que aprovechando la coyuntura generada por esta semana de reposo obligado, ésta también ha servido para la recuperación. Aún me queda mucho que correr y también, dadas estas fechas, ya está presente en mi cabeza el inicio de la temporada de esquí, otra de mis grandes pasiones.
Ya falta poco para disfrutar de los parajes nevados, del frío de primera hora dándote en la cara. De arriesgar un poco por aquella pista a la que siempre tienes ganas o de aquél itinerario que todavía no te has atrevido. Disfrutar de esos días soleados y fríos, cuando hay poca gente en la estación. De padecer las ventiscas, la falta de relieve, la niebla. Ya están cerca las tardes descansando en casa al lado de la chimenea, mientras que a través de la ventana de casa ves anochecer y como los copos vuelven a caer, asegurándote una nueva capa de nieve en polvo para la mañana siguiente. Ya falta poco para disfrutar de la velocidad o del esquí tranquilo en familia. Y sobre todo, cada día falta menos para perderme en mi refugio del pirineo catalán. Y claro, para todo ello y como no podía ser de otra forma, mis rodillas deben de estar bien.
Todo apunta a que la temporada va a ser buena. Quizás no tanto como la del año pasado, pero con que se aproxime, me vale. Será un buen escenario para disfrutar a tope de las esquiadas y de hacer un poco el "cabra" por esos montes de Dios.
Mientras tanto, la intención es la de reiniciar mañana sábado los entrenamientos. Quiero hacer ya los 11 kilómetros por salida, carga que me tocaba haber realizado esta semana que está acabando.Y el domingo haré la tirada de los noventa minutos para de esta forma volver a la rutina habitual en la semana que viene.
Ha sido un inconveniente este parón forzoso, pero tratando de ver el lado positivo, también me ha servido para descansar y recuperar el cuerpo y la mente. Quizás, la semana no fuera tan blanca.

4 comentarios:

Celina dijo...

Me alegra que ya estés más recuperado! vas a coger los entrenamientos con ganas después del parón, pero a veces como dices descansar viene muy bien, sobre todo de cara a esos planes invernales que tienes, qué envidia!!! un besote y a seguir bien

maratonman dijo...

Me alegro que ya estes bien,a seguir sumando kms.Yo en 3 semanas espero empezar.
Un abrazo.

Commedia dijo...

Bueno, al fin y al cabo en este deporte dicen que el descanso es parte del entrenamiento. Así que, enhorabuena por tu semana de entreno.

Los runners de La Elipa dijo...

Esta semana en blanco quizá haya sido de las mejor aprovechadas de la temporada.

Saludos.
Jaal