lunes, 13 de septiembre de 2010

BUENA DIRECCION

Buena dirección es la que parece que llevo tras casi llegar a la primera mitad de este mes de septiembre. Desde la última entrada me tocaba salida el viernes y domingo, con el aliciente de que en ésta última se incrementaría la distancia a nueve kilómetros.
He de decir que el viernes la salida fue, como en estos últimos tiempos a ritmo de pulsaciones y el tiempo final similar al del jueves, esto es unos cuarenta y siete minutos y treinta segundos, con casi nula sensación de cansancio. El domingo mi intención era realizar la salida por la mañana pero al levantarme comprobé como llovía copiosamente por lo que decidí trasladarla a la tarde. Efectivamente fue una buena decisión pues desde el mediodía dejó de llover aunque la temperatura descendió notablemente. Todo ello unido a la amenaza de lluvia hizo que la salida fuera con el pertinente chubasquero que tanto me agobia. Así que a las siete y media de la tarde inicié la salida. Poquísima gente por la calle y mi intención en ese entreno, que suponía el incremento de la distancia, era hacerlo con tranquilidad. Así fué. Ritmo cómodo con el objetivo fundamental de sentir sensaciones y controlar la respuesta de mi cuerpo al incremento de la distancia. El objetivo era ese, sin fijarme en el tiempo invertido. Al final el crono se paró en los 53 minutos apróximadamente, tiempo que ahora será la referencia para controlar mi evolución durante las dos próximas semanas. Las pulsaciones, en todo momento se manejaron dentro de los límites.
La previsión es de un par de semanas manteniendo la distancia. Una vez transcurrido ese período de tiempo, esto es hacia final de mes, la intención es ya pasar a los nueve kilometros y medio por salida e incorporar definitivamente una salida larga bien el sábado, bien el domingo que ronde entre la hora y cuarto o y media si es posible. Si todo continúa como hasta ahora, creo que ya habré conformado un colchón de forma los suficientemente bueno que me permita incorporar sin excesivo esfuerzo esas tiradas largas.
Por lo demás, voy cumpliendo escrupulosamente el plan establecido y ya los kilómetros acumulados en estos doce primeros días de mes sean de 75 kilómetros en 8 días de entreno.
Hoy toca nuevamente salida y mañana descanso, otro paso mas en el buen camino y en la buena dirección.

1 comentario:

Commedia dijo...

Caray, 75 en 8 días. Betren, debí perderme algún post... ¿qué estás preparando?