martes, 7 de septiembre de 2010

PULSACIONES



He iniciado los entrenamientos de septiembre, con bastante buen talante. Cuatro salidas en los seis primeros días de mes, van confirmando la regla por la que me voy a regir durante éste año, esto es dos días salida, uno descanso y así de forma sucesiva , incrementando cada dos semanas la distancia a recorrer en cada salida apróximadamente un 10%. He introducido una novedad en estos primeros entrenamientos. Ahora los estoy realizando con pulsometro. En varias ocasiones me habréis leído que me gusta correr por sensaciones y que normalmente, no suelo llevar ningún gadget de los que habitualmente muchos runners suelen dotarse para las salidas. La verdad es que conceptos tales como frecuencia cardiaca máxima, frecuencia de reserva, umbrales aeróbicos y anaeróbicos, se me hacían bastante complejos e incluso contraproducentes cuando lo que yo pretendo es simplemente realizar una actividad física que me gusta y que me viene muy bien para la salud, tanto física como mental. Pero leyendo algún que otro blog y alguna que otra página, me picó un poco la curiosidad y consecuentemente surgió la intención en mí de efectuar unos entrenos manteniendo el control de las pulsaciones. He de decir que hace tiempo hice una prueba de esfuerzo como consecuencia de unos problemillas que me surgieron, prueba de esfuerzo de la que salí bastante bien parado a tenor de los comentarios de los médicos, pero he de reconocer que nunca he realizado una específica de cara a los entrenamientos. Así que el patrón que estoy siguiendo es un poco a "ojo de buen cubero", siguiendo algunos consejos que de forma genérica y que en alguna de esas página especializadas se imparten. Según esos cálculos, en función de mi edad, mi frecuencia cardiaca máxima debería de rondar, sino me equivoco las 180 pulsaciones por minuto, teniendo en cuenta que realizo una actividad deportiva con cierta continuidad. Así pues, según he deducido, en un entrenamiento cuyo objetivo es el ganar forma y coger fondo y resistencia, debería de realizarlo con un rango de pulsaciones comprendidas entre el 60% y 80% apróximadamente de mi Frecuencia Cardiaca Máxima, esto es en una horquilla aproximada de entre 120 y 160 pulsaciones por minuto.
Con esa idea en la cabeza, el pasado sábado rescaté mi viejo SIGMA SPORT PC 800 que no usaba desde hace muchos años, cuando practicaba spinning (casí ya no sabía ni como funcionaba el cacharrito de marras)y me puse a realizar la prueba. Controlando esos parámetros y no superando esos umbrales, resultó que, sorprendentemente al menos para mí, reduje en unos cuatro minutos el tiempo que en los días pasados invertía en recorrer el circuito que realizo en estas fechas, unos ocho kilómetros. Ayer lunes, tras el descanso del domingo, el crono se paró 48 segundos antes que el marcado el sábado. Y todo ello con muy buenas sensaciones y lo que es más importante, sin sensación de cansancio y recuperando las pulsaciones normales en muy poco tiempo.
No se si será psicológico y por lo tanto quiero comprobarlo durante un tiempo, sobre todo cuando incremente la distancia a recorrer, pero de momento, e insisto, moviéndome por aproximación, los datos apuntan a ser buenos. Veremos como evoluciono. Hoy repetiremos y mañana, que es festivo en Asturias, descanso.

PD.- Si alguien puede iluminarme algo más con esto de las pulsaciones, se agradecen de antemano los consejos.