viernes, 5 de diciembre de 2008

DE PUENTE A PUENTE....

"La pedantería tiene sus raíces en el corazón, no en la inteligencia"
(Frederich Heblel)

Pues ya estamos en las puertas del puente de la Constitución o de la Inmaculada, como cada uno prefiera. El éxodo de la gente hacia unos días de descanso, seguramente merecidos, se iniciará en la tarde de hoy viernes. Yo éste año, por determinados compromisos familiares no podré hacer la escapada habitual. Me reservaré para las Navidades. Pero en todo caso pienso pasarlo bien, hacer las salidas programadas, cenas o comidas con amigos y familia, lectura y sobre todo descanso. Lo mas importante es que el próximo martes, todos estemos de nuevo en nuestras casas, seguramente con menos dinero, con más deudas, la tarjeta temblando, alguna bronquilla en la mochila, alguna decepción, alguna sorpresa y con ese cansancio que genera el descanso, pero sobre todo, así lo deseo, con buenos recuerdos.
Cierto es que la crisis está golpeándonos a todos en mayor o menor medida, pero de forma constante e inmisericorde. Todos los días nos traen noticias cada vez más preocupantes. El paro asalta a muchas personas, la incertidumbre de un futuro sombrio está a la vuelta de cada esquina. La zozobra por hacer frente a los pagos, a las obligaciones adquiridas, no se si de forma consciente o inconsciente rondan a muchos, mientras que unos pocos, seguramente los más responsables de la situación, permanecen a resguardo de las veleidades del sistema, con sus patrimonios bien protegidos y con toda seguridad, con su futuro más que asegurado.
Aún así, no debemos de perder la esperanza de que este sistema, en alguna manera cambie. Que no sean los números y los beneficios contables los que marquen el desarrollo de nuestra sociedad y sean los que delimiten la frontera entre el éxito y el fracaso, tanto personal como colectivo. Debemos de soñar, debemos de exigir el cambio en la filosofia de occidente. Quizás también nosotros, de forma individual, debamos de cambiar. Modificar nuestra escala de valores, mirar a nuestro alrededor, ser más solidarios, mas respetuosos y sobre todo ser seres mas humanos.
Hemos de confiar sobre todo en nosotros mismos, tanto de forma individual como colectiva, pensando en que la noche es mas oscura cuando está a punto de amanecer y que, por lo tanto vamos a salir de esta etapa, y vamos a salir siendo mejores.
No hay que acudir a tratados económicos, para ver que esta Sociedad siempre ha avanzado en ciclos. El final del que hemos vivido es muy duro. Muy duro porque ese desarrollismo pasado se ha basado fundamentalmente en la especulación, en la avaricia, en el ansia de hacer dinero. Y cuando digo eso, no me estoy refiriendo con exclusividad a los grandes financieros o a las grandes empresas, sino que ha sido un sentimiento que se ha extendido a muchos sectores de la Sociedad.
Supongo que todos os acordareís de la famosa época del pelotazo, la que generó de alguna manera la ya también famos crisis post olimpica, alla por el año 1.992.
Parece que no hemos aprendido. Se confirma que el hombre es el animal que tropieza, dos, tres, cuatro veces en la misma piedra.
Pero creo que, aún a pesar de todo lo que nos rodea, de las dificultades que todos seguramente tenemos, no hemos de perder la esperanza de ver un cambio profundo en esta sociedad occidental, nihilista, consumista e insolidaria.
Por ello, espero que al contrario de los que pasa en el parchis, de puente a puente, no nos lleve la corriente y podamos agarrarnos a la esperanza, aún cuando sea como un clavo ardiendo.
Por lo demás, ayer jueves hice el entrenamiento programado. La verdad es que fue un poco angustioso, por cuanto que tras los fríos de estos días, la temperatura ha subido bastante y durante todo el recorrido, tuve una sensación mucho calor, sudando abundantemente. Además el viento era bastante fuerte, lo que en determinados tramos obstaculizaba bastante la marcha haciéndola incomoda y en algún momento apareció también la lluvia. No obstante cumplí con el objetivo, tanto de tiempo como de distancia por lo que me di por plenamente satisfecho con el entrenamiento de ayer, pues hice uso de la determinación interna de terminar y cumplir con el programa.
Hoy viernes descanso, y mañana sábado, salida larga. Y así poco a poco, entraré en una nueva semana.

Jueves: 9,540 Km 42 minutos

P.D. Mañana día 6 de diciembre, hace treinta años que en un día frío y lluvioso, lo hice por primera vez. Luego, lo he hecho muchas más veces. Hoy y tras el tiempo transcurrido
, sigo recordando con quien, como, cuando y donde lo hice. Nada como la primera vez. Hace treinta años, manifesté mi voluntad introduciendo una papeleta en una urna. Y desde entonces han sido muchas las ocasiones en las que todos hemos tenido esta oportunidad. ¡Felicidades a todos!

2 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Demasiados temas tratas en un post. Aunque la crisis nos afecta a todos en mayor o menor medida, por lo menos intentaremos pasar el fin de semana largo lo mejor posible.

Veo que le pegas bien en los entrenamientos. Esos 9 kilómetros y medio en 42 minutos demuestran un buen ritmo. Buen fin de semana. Y gracias por la visita.

SAUVIGNONA dijo...

crisis aqui hay una crisis que mejor meter la cabeza bajo la tierra como el avestruz ..
amigo mio el post anterior me super emociono..
apuesto que eres un padre sensacional y dichosa la niña que puede gozar de esos privilegios...

te dejo un un besin de vacaciones...y gracias por pasar ..
pronto volvere ... encim aqui hace un calor de locos y yo veo esa nieve alli y me dan ganas de una tiradita a refrescarme..
adios_!
p/d: sigue corriendo que es buenisimo!