miércoles, 16 de junio de 2010

QUE COMIENCE EL SHOW.....


Faltan un par de horas para que nuestra Selección Nacional de Fútbol inicie su andadura en el actual campeonato mundial. Como siempre, en éste país de extremos la euforia está absolutamente desatada. Afición, periodistas, etc. están o estamos contagiados de un optimismo absolutamente desbordado. ¡Que le vamos ha hacer si somos así.! No somos un país de términos medios, ponderados. No. Somos un país de bandazos en cualquier orden de la vida. O nos salimos por arriba o nos ahogamos irremediablemente en el fondo.
Supongo que es la esencia latina la que nos hace no poder mantener una cierta distancia, a poder ser equidistante de la realidad que nos rodea.
Pasamos de estar en la Champions League de la economía mundial a sentirnos como ese equipo de tercera regional al borde de la desaparición.
Pasamos de la mas rancia pacatería a ser país referente en materia de derechos civiles. Somos los máximos defensores del Estado del Bienestar o somos los máximos defensores del liberalismo económico más salvaje.
Pues lo mismo nos pasa con el fútbol. Hemos pasado de no superar nunca de cuartos de final en ninguna competición relevante, a creer ser lo máximo del mundo mundial. Hemos ido desde la angustia frente a cualquier competición de trascendencia, a ir de sobrados frente a las mismas.
Ni tanto ni tan calvo. Ni somos tan malos como pensamos, ni tan buenos como decimos ser.
En el medio está la virtud. Con tranquilidad, paciencia, buena táctica y un poco de suerte, se puede llegar.
Vamos, tanto en la vida como en el fútbol.
PD.- Por aquí, sigue lloviendo.