viernes, 14 de noviembre de 2008

LA VIDA TE DA SORPRESAS

"La prisa es una forma visible de la preocupación"
(Anónimo)


Pues si, la vida te reserva un sinfín de recovecos, esquinas tras las cuales, normalmente te encuentras con sorpresas. Las mas de las veces, suelen ser buenas, agradables. Otras desagradables, pero yo ésta semana he tenido sorpresas, pero de las buenas.
El martes pasado, no pude salir a correr, por lo que decidí trasladar el entreno de ese día para el miércoles y el del miércoles al jueves. Así lo hice y el miércoles a primer hora, pertrechado con la impedimenta habitual, como se diría en términos militares, inicie la marcha a un ritmo bastante rápido y cómodo.
Hacía frío y lloviznaba a esa primera hora de la mañana. Al cabo de unos minutos, la lluvia comenzó a arreciar. Una lluvia fría que golpeaba mi cuerpo, protegido por las mallas y el cortaviento, pero un frío que, en vez de entumecerme, lo que hacía era que me sintiera más despierto, mas consciente, y sobre todo, no se porque, mas rápido que nunca.
Cada zancada, sorprendentemente me hacia avanzar más rápido, mas fluido, más eficaz, y sobre todo sin sensación alguna de cansancio.
Al final, efectuado el recorrido, de unos 7 kilómetros, paré el reloj en treinta y cinco minutos. Nunca había corrido a tal velocidad.
Es evidente que estos dos meses, en los que he corrido con cabeza, siguiendo un plan lógico y haciendo caso a los muchos buenos consejos y comentarios que he ido leyendo, están empezando a surtir el efecto pretendido, todo lo cual corrobora una evolución favorable, que hace dos meses solo podría haberse atisbado como milagrosa.
El jueves, no pude correr por la mañana, una reunión de trabajo a última hora del miércoles, acompañada de una pequeña cena y una conspirativa copa, hicieron que trasnochara por lo que trasladé el entrenamiento a la tarde de ese día, sobre las ocho y media, repitiendo el mismo circuito y el mismo tiempo que el día anterior, y ello con las mismas sensaciones.
Hoy, me toca descanso y mañana la salida larga. Salida larga que, en esta ocasión tiene un significado especial, pues se constituye como el primer test serio de mi programa. Tengo que correr los 10 km, en un tiempo inferior a los cincuenta y cinco minutos. Va a ser como el corolario lógico de ésta primera etapa de entrenamientos.
Espero conseguirlo, tengo buenas sensaciones, y lo que es más importante, tengo ganas. Será el cerrar esta primera etapa para comenzar una nueva, más ambiciosa y también más exigente.
Todo esto no es más que una faceta más de nuestra vida, cuando perseveras, cuando actúas con cabeza, cuando tienes los criterios claros y los objetivos definidos, cuando trabajas, normalmente, tienes sorpresas agradables, como la que yo tuve esta semana y que quiero compartir con los que me lean.

Miercoles: 6,970 Km 30 minutos
Jueves : 7,000 Km 30 minutos

1 comentario:

SAUVIGNONA dijo...

claro que te da sorpresas!
me parece sensacinal las saldas a correr y sobre todo que tengas las ganas...fijate que son las ganas...uno se queda alli desinflado...y
me imagino que tienes un gran espiritu o por lo menos eso esta crecindo...
vamos no habandones las corridas puedes suspenderlas uno o dos dias,,`pero sigue ...ya sabes eso de no des un paso atras ni para tomar impulso...siempre lo dicen...
supongo que esta faceta que comienzas sera muy positiva...

ah por cierto:
gracias por compartir esta sensacion de sorpresa
que esteis bien !
besines desde este lado del mundo argentina!
abrazo!