lunes, 24 de noviembre de 2008

LUNES INVERNAL

"Intuición es la inteligencia que traspasa los límites de la velocidad"
(Anónimo)

Pues si, el invierno en su más cruda manifestación ha hecho aparición este lunes del mes de noviembre en el norte de España, con granizo, lluvia intensa y fría, ráfagas importantes de viento y notable bajada de las temperaturas. Y lo ha hecho hoy, pues el fin de semana, pese a estar nublado y tristón, no me impidió cumplir con mi salida larga programada para el sábado pasado. Diez kilómetros en cincuenta minutos, cumpliendo sobradamente el plan establecido.
Si bien las condiciones climatológicas extremas no me amilanan, sobre todo el frío, que me gusta, la lluvia y el granizo han impedido que hoy lunes, en la mañana haya podido realizar mi sesión de entrenamiento. Era prácticamente imposible el salir a correr, con lo que se han frustrado mis planes y como buen aspergiano que soy, ello me ha llevado a estar absolutamente contrariado durante todo el día. Pero también me contraría el hecho de que no se si hoy en la tarde voy a poder recuperar la salida. Las incógnitas son las mismas, continúa a estas horas lloviendo sin cesar, de forma contundente, y ademas a última hora de la tarde tengo una reunión de trabajo que se presenta, en principio bastante tensa e intensa, reunión con personas no agradables, encuentro para el que tendré que agotar una buena ración de las endorfinas acumuladas durante los entrenamientos.
Lo peor de todo es que, las previsiones meteorológicas vaticinan al menos la lluvia por lo menos hasta el próximo miércoles. E insisto, no me asusta el frío, al contrario me gusta. Soy esquiador y me gusta la montaña y estoy acostumbrado a esquiar a muchos grados bajo cero, pero lo que me coarta es la lluvia intensa y el contundente granizo.
Todo ello, lógicamente va a alterar mis entrenos, y seguramente me va a obligar a saltarme alguno de los previstos para esta semana, pero como decía Felipe II cuando el desastre de la Armada Invencible, "yo no envié mis naves a luchar contra los elementos", por lo que no me queda otra alternativa que la espera, no se si dulce o amarga, la paciencia y tirar en algún momento de la esperanza.
Así que aquí me encuentro, como una nao varada en la arena o resguardada en alguna amable bahía a la espera de que escampe el temporal que ahora arrecia y esperando a mejores y más amables brisas.
Y hablando de Armada Invencible, olé por nuestros chicos de la Copa Davis. Lo siento por varios amigos argentinos, con los que vi la final este fin de semana. La experiencia fue única. Hubo momentos en los que en vez de estar en el salón de una casa asturiana, era como si me encontrase en la cancha de Mar del Plata, rodeado de amigos ellos con la albiceleste, yo con la roja por supuesto.Nuestros jugadores, demostraron ser un equipo. Demostraron que, cuando el objetivo es ilusionante, se renuncian a las aspiraciones personales, se sacrifica uno por el equipo, por unos colores, cuando se siente a tu país apoyándote, tienes mucho ganado. Toda una lección. Como dice Pau Gasol en un anuncio, hoy en día "ser español no es un orgullo, es una responsabilidad".
Me alegré mucho, pero también abracé a mis amigos argentinos, a los que quiero entrañablemente y también me acordé de Sauvignona, otra bloguera entrañable de aquellas tierras que ha tenido la paciencia de leerme. Nosotros ya tenemos tres, vuestra será la próxima, estoy seguro. Eso si mientras no juguéis contra España.
Mientras, el viento fuera sigue soplando y llueve con intensidad, es un lunes invernal y tengo que seguir trabajando y no puedo salir a correr.


sábado: 10,060 Km 49 minutos