viernes, 21 de noviembre de 2008

TODO LO SE, TODO LO ENTIENDO

"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrias mientras aguardan la felicidad"
(Pearl S. Buck)

Pues las semana, en lineas generales ha sido buena. Correrilmente, (Dios que palabro me ha salido), el miércoles y el jueves he seguido con los entrenamientos programados, realizando las dos salidas establecidas en esos días, salidas que he efectuado al anochecer obligado por razones de trabajo. En general, como ésta semana no es demasiado exigente, pues de lo que se trata antes de comenzar la fase de cierta calidad, es efectuar una transición tranquila e ir adquiriendo fondo tranquilamente, las salidas han sido agradables, aún cuando el miércoles, cuando llevaba unos quince minutos corriendo me entró el famoso "flato". Fueron un par de minutos o tres en los que sentí la punzada en el costado, pero intentando controlar un poco la respiración, desapareció y el final de la sesión fue muy placentero, con la sensación y las ganas de seguir corriendo, de no parar, en definitiva de disfrutar con la carrera. Por lo demás, creo que en lo que llevamos de semana, el objetivo se ha cumplido. Hoy viernes descanso y mañana sábado tirada larga, pero tranquila.
En el tema laboral y político la semana ha sido intensa. Los finales de año siempre presentan la misma tendencia en las instituciones, elaboración de presupuestos, cierres, presiones por parte de los distintos departamentos para incluir sus objetivos y sus peticiones económicas, y en lo profesional los clientes inquiriendo en eso de "como va lo mio".
En todas estas facetas, siempre te encuentras al típico "todo lo se, todo lo entiendo". Es decir, el típico "toca narices" En mi caso se trata de una persona alta, de tez colorada, mirada un poco estrábica, peinado a lo Adolfo Suárez, afición a los gemelos llamativos y un poco demodé en su vestir. A eso hay que añadir la voz grave, la barriguilla un poco prominente, típica de algunos jugadores de golf (perdón a los jugadores de golf) y que siempre, hables de lo que hables, plantees lo que plantees, informes de lo que informes, siempre tiene algo que decir, siempre tiene algo que opinar, tenga o no relación con el tema de lo que estés tratando.
El otro día leí en un artículo en el se que trataba de explicar el porqué de la crisis financiera y económica, que uno de los elementos que habían tenido una notable trascendencia en la misma, radicaba en decisiones tomadas por ciertos ejecutivos o consejeros que, en un momento determinado, no supieron decir "no lo entiendo". Es decir que, antes que quedar como desconocedores de una materia, prefirieron tomas decisiones equivocadas.
Pues esa característica es la que se constituye como la principal virtud de mi particular "todo lo se, todo lo entiendo", botón de muestra de un tipo de profesionales, que antes de la sapiencia en la materia, prefieren el poco esfuerzo y el pavoneo. Dotado de una buena oratoria, es un auténticos encantador de serpientes. En definitiva, es como esos regalos que bien empaquetados en bonito papel y hermoso lazo, al abrirlos te encuentras con el típico sacacorchos. Fachada y decepción.
Creo que todos conocemos y sufrimos a nuestro "todo lo se, todo lo entiendo" particular, así que la mejor actitud que nos queda, no es otra que seguir nuestro camino sin hacerles el más mínimo caso. Al final no dejan de ser como los pasteles de merengue, mucha fachada y poca consistencia y si comes mucho, te empachan.


Martes: 8,338 Km. 40 minutos
Miércoles: 8,600 Km 40 minutos

1 comentario:

SAUVIGNONA dijo...

me encanto el post!
pues tuvo de todo ....
tu dia el trabajo la economia... los pavoneos de los que "todo lo saben y todo lo entiendem"
y es el clasico viste? mucho bla bla
mucho adorno y luego nada!

hablando de cierres y presentacion de presupuestos ayer tuv la jornada que dura casi todo el dia y todos los años es un aburriemiento total de gente que habla y habla y habla !
mecanicamente de cosas que todos ya saben ..
pero por esas suertes que tengo la jordandsa este año estuvo magnifica..
la oratoria estuvo a cargo de un tipo cordobes de aqui de argentina ....era un lujo escucharlo..no era la clasica torta llena de merengue ..o el paquete bien enmoñado con el sacacorchos dentro...
este hombre SI QUE SABIA!
ME ALEGRO DE QUE SIGAS CON TUS ENTRENAMIENTOS...NO LOS ABANDONDES...
TE DEJO UN GRAN BESO Y ABRAZO!
ADIOS!
GRACIAS POR DEVOLVERME LA VISITA!